lunes, 20 de febrero de 2012

Pequeños destellos de arte demencial...

"La noche se siente fría, el silencio gobierna, la escarcha cala los huesos y la demencia llama a tu puerta. Cubres tus oídos en un intento desesperado por escapar, sin embargo no dejas de escuchar sus lamentos, su chirrido inquietante que nubla toda razón, un escalofrío prominente recorre tu espalda y dejas escapar un desgarrador grito en la oscuridad..."

___________________________________________________________________________________

"Miro hacia el silente horizonte y sólo veo oscuridad, las negras aves baten sus alas y se elevan a la inmensidad. ¡Maldita sea mi suerte por no poder ir con ellas!, ¡Maldigo su poder de volar por los cielos!, mientras yo aquí encadenado a esta fría y sepulcral torre cuento los días con la pálida luz del amanecer que se cuela por la pequeña ventanilla, ¡Os maldeciré por toda la eternidad!"

_____________________________________________________________________________________

"Miro la cruz sobre el altar, los rayos de sol refulgiendo sobre el metal finamente pulido, legiones de espíritus con sus cargas se arrastran en procesión clamando por ayuda a un ente divino, suplicando perdón a los infinitos cielos, misericordia y sanación ... piedad y armonía para sus vidas mortales.

Herejes implorándole a Dios ser salvados de las llamas del infierno que lamen sus talones mientras escalan murallas de lava hirviendo, alzando sus brazos para alcanzar la luz que les ha sido negada por sus actos en vida ahora cobrados después de la fría y tormentosa muerte"
____________________________________________________________________________________

"La sangre brota de su garganta traspasada, las cicatrices de mi mordida están presentes, puedo ver los vasos sanguíneos recorriendo su cuerpo, están llenos del exquisito néctar que acrecienta mi ansiedad. Trato de detenerme al ver su piel palidecer y sus ojos tornarse blanquecinos, pero la sed que me invade es más fuerte que mi convicción por dejar intacta su mortal vida. ¡Oh, como lo siento!, su corazón se ha detenido para siempre pero yo de beber no puedo parar. Aún mientras su piel ya comienza a perder su tibieza el dulce y rojizo néctar que deleita y embruja mis sentidos he de beber, esta es mi condena y mi bendición pues la sangre de los mortales mi alimento ha de ser por toda la eternidad."

1 comentario:

La BibliotecaDLM dijo...

Hola!!, te escribo desde el blog literario

La Biblioteca de la Morgue,

un blog en el que podrás encontrar reseñas literarias, críticas de películas, concursos y muchas secciones más, ¿Te unes?. Yo te sigo desde ya. Espero que te guste mi espacio ^^

¡Nos leemos!

Bisous

La Biblioteca de la Morgue